¿DE QUÉ DEPENDE LA TASA DE ALCOHOLEMIA?

La Tasa de Alcoholemia, también conocida como BAC (Blood Alcohol Concentration) representa la Concentración de Alcohol en Sangre. Ésta suele determinarse mediante el uso de alcoholímetros, los cuáles muestran el resultado tras haber realizado una prueba.

Pero ¿no os habéis preguntado alguna vez  cómo bebiendo lo mismo que otra persona los efectos del alcohol o la tasa de alcoholemia son diferentes? No se puede generalizar. Decir por ejemplo,  que con 3 cervezas la tasa de alcoholemia supera el límite permitido para conducir es un error.  La tasa de alcoholemia y la velocidad en la que se alcanza depende de varios factores, los cuáles nombraré a continuación.

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA TASA DE ALCOHOLEMIA:

  • Tiempo en el que se ingiere la bebida

El tiempo que tardemos en ingerir una bebida alcohólica afecta en la tasa de alcoholemia. Cuánto más rápido tomemos la bebida, más cantidad de alcohol es absorbida por nuestro organismo, pasando así una mayor cantidad de alcohol a la sangre.

  • Tipo de alcohol consumido

La absorción de alcohol no es igual siempre, depende del tipo de bebida. La cerveza o el vino tienen menos graduación que el ron, la ginebra, etc. y tendemos a decir que los efectos son menores. Esto tiene una explicación, las bebidas fermentadas (como la cerveza y el vino) tienen una absorción más lenta, a diferencia de las bebidas destiladas (como el ron, la ginebra o el whisky). Por ello, consumiendo la misma cantidad, la tasa de alcoholemia es superior cuando se consumen bebidas destiladas.

El consumo de alcohol en forma de combinado o cubata también afecta. La mezcla de bebidas destiladas con bebidas gaseosas (refrescos) favorece la velocidad de absorción. Lo mismo ocurre con el consumo de bebidas alcohólicas calientes.

  • Hora de consumo de la bebida

Todos los usuarios tenemos un “reloj” biológico y la predisposición del organismo a filtrar el alcohol no es la misma a lo largo del día. Cuando dormimos, el proceso de eliminación de alcohol es más lento. Por ello, algunos cuando se levantan después de una noche de consumo excesivo de alcohol dicen que siguen borrachos. Unas horas de sueño no quiere decir que la eliminación de alcohol sea completa, puede que la tasa de alcoholemia siga siendo positiva.

  • Estómago vacío o lleno

Tener el estómago lleno es una variable importante. La presencia de alimentos en el aparato digestivo frena el paso de alcohol a la sangre. Por ello, se recomienda comer bien antes de consumir bebidas alcohólicas.

  • Edad de la persona

Las personas menores de 18 y mayores de 65 años son más sensibles a los efectos del alcohol. Es más fácil que sus capacidades psicofísicas se vean reducidas. Se recomienda un consumo responsable en todos los casos, y especialmente, en éstos.

  • Sexo de la persona

Ante la misma cantidad consumida, el alcohol suele afectar más a las mujeres que a los hombres. Esto se debe a que las mujeres suelen tener más grasa corporal, lo cual implica menos agua. Mientras, los hombres tienen una mayor masa muscular, lo cual se traduce en más agua. El agua ayuda a depurar el alcohol y por ello el efecto es distinto. También, las mujeres tienen menos enzimas ADH, la cual ayuda a depurar el alcohol antes de llegar al hígado. Por tanto, el nivel de alcohol que pasa a la sangre en una mujer es superior.

  • Peso de la persona

Esto es fácil, cuanto mayor sea la masa corporal, menor es la concentración de alcohol. Por tanto, una persona delgada tenderá a tener una mayor tasa de alcoholemia que otra que no lo es.

  • Estado de la persona

Las circunstancias también pueden influir. La somnolencia, el estrés, la ansiedad u otras enfermedades son factores que pueden alterar nuestro ciclo de actividad y así, el nivel de absorción, influyendo en la tasa de alcoholemia.

A continuación, podemos ver de una forma un poco más visual la tasa de alcoholemia aproximada según el tipo de bebida, cantidad consumida, el género de la persona y el peso de la misma:

Tasa de Alcoholemia

Como hemos visto, la tasa de alcoholemia alcanzada puede variar por diversos factores. Aunque creas conocer tus límites y consideres que tu tasa de alcoholemia es baja, puedes llevarte una sorpresa. Si conduces, te recomendamos el uso de un alcoholímetro personal para que siempre conozcas tu concentración de alcohol en sangre, evitar un susto al volante es fácil ¿te la vas a jugar?

Escrito por: Lidia Alonso Gil

1 Comment

Trackbacks & Pingbacks

  1. ¿LOS BARES Y RESTAURANTES DEBERÍAN TENER ALCOHOLÍMETROS? - CDP-Acoholímetros julio 28, 2016 (8:36 am)

    […] tasa de alcoholemia se ve influenciada por varios factores como el tipo de bebida consumida, rapidez con la que se ingiere, estado de la persona, etc. por lo […]

Deja un comentario

*Required fields Please validate the required fields

*

*

 
 
 
© 2015 C.D.Products - CDP

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR